FESTIVO: Las oficinas de nPhoto permanecerán cerradas el 1 de abril.

5 principios para crear el producto de muestra perfecto

Domingo, February 25, 2024 - 11:45
  
Festival de las Muestras

Un producto de muestra bien pensado y diseñado es la herramienta de venta duradera perfecta para mostrar tus habilidades fotográficas y los productos que vendes.

Si eres nuevo, puede que te preguntes qué es un producto de muestra. Para explicártelo brevemente, se trata de un producto fotográfico completo que puede diseñarse con tus fotos. La única diferencia entre un producto de muestra y un producto normal es una pequeña etiqueta que dice: "Producto de muestra, [no para reventa]". Para pedir un producto de muestra, sigue el mismo proceso de pedido paso a paso que con cualquier otro producto de la nShop. Puedes hacer uso de las mismas opciones de personalización que si diseñaras un producto que no sea de muestra, incluida la opción de añadir tu propio diseño personalizado en la portada: tienes el control total sobre el aspecto que va a tener tu muestra. 

Pasemos a diseñar productos de muestra.

Antes de descartar los productos de muestra como algo innecesario que no tiene tiempo de diseñar, estas preguntas son importantes:

¿Tienes tiempo para buscar frenéticamente en tu teléfono o en tu unidad de almacenamiento ejemplos de tu trabajo durante una reunión con un cliente? Estate preparado para los tipos de clientes que ya pueden estar interesados, si no decididos a comprarte un álbum, que te piden ver cómo han quedado algunos de tus encargos anteriores. ¿Te has encontrado alguna vez en una situación así? Imagínatelo: estás estresado, ya se han impacientado contigo y ahora quieren algo más. Un álbum de muestras es la solución perfecta.
 ¿Tienes algún otro método preciso para mostrar a tus clientes cómo será el producto final? Si tienes un producto de muestra a mano, te resultará más fácil hablar de tu oferta. El cliente verá el tamaño, los posibles diseños de las fotos, el detalle de los colores y sentirá tanto el peso del álbum como la suavidad de su cubierta. Lo creas o no, la experiencia de tener un álbum en la mano no puede emularse por otros medios.

 ¿Puedes permitirte perder el valor de venta adicional que ganarías si tus clientes vieran con sus propios ojos lo elegante y coherente que puede ser un conjunto de productos en un solo paquete? ¿Un álbum de fotos con una memoria USB a juego en una caja hecha a mano, junto con un minilibro acordeón o un álbum más pequeño con el mismo material de cubierta?

Ahora que ya has considerado cómo una muestra puede convertirse en la herramienta de venta más firme de todo tu arsenal;

Descubre los 5 principios para crear un producto de muestra perfecto

#1: Planifica las cosas
Trata el producto de muestra como si fuera una tarjeta de visita, sólo que es más grande y mucho más bonito. Recuerda que los clientes tomarán sus decisiones basándose en lo que les enseñes en el interior de la muestra. Piensa bien en el tipo, la forma y el aspecto final de tu producto de muestra. Recuerda: es la mejor manera de mostrar lo que vendes y la calidad del trabajo que ofreces.

#2: Elegancia y cohesión
Naturalmente, la gente quiere gastar su dinero en algo que tenga clase y sea deseable, algo que destaque y agrade a la vista. Estos son elementos clave de un producto de muestra, ya que serán las primeras cosas que harán que el cliente quiera encargar algo más allá de una simple sesión fotográfica que termina con fotos digitales en un disco. Para conseguir algo así, puedes empezar por incluir fotos de un estilo, una combinación de colores y un ambiente similares. Después, pasa a buscar el material de portada adecuado: tu mejor apuesta será uno que elijan tus clientes con relativa frecuencia. Si a los clientes les suele encantar, lo más probable es que el atractivo se extienda a los demás. Recuerda que el estilo del producto de muestra debe ser apropiado para la fotografía que haces, ya sean bodas, sesiones de recién nacidos o retratos en general. Puede que merezca la pena considerar la posibilidad de crear varias muestras diferentes, en las que se muestren fotos de los distintos tipos de fotografía en los que estás especializado. Así evitarás el lío de tener fotos de bodas mezcladas con las de recién nacidos, o fotos de una ceremonia de comunión ocupando la página junto a fotos de una sesión boudoir. La frase "menos es más" se aplica sin duda en este caso.

#3: Presume de trabajo
Incluye en tu muestra las fotos de las que te sientas más orgulloso. Elige las más impactantes, agradables y sobrecogedoras de tu lista; lo mejor de lo mejor. Piensa en las emociones que evocan, qué sentimientos te vienen a la mente y cómo influyen en ti y en los demás. Crea un diseño que te gustaría encargar como cliente.

#4: No aburras
Al presentar un producto de muestra, tienes un objetivo: asombrar a los clientes y hacer que se planteen pedir más de lo que pretendían en un principio. No dejes que se aburran. Elige fotos llenas de vida: mezcla primeros planos con planos amplios y completa tu muestra con fotos de todo el espectro. Cuenta historias a través de tu producto y emociona a tus clientes a cada vuelta de página. Diséñalo de forma que, una vez que el cliente llegue a la última página, se quede con ganas de más .... y, a su vez, haz un pedido de un producto impreso propio.

#5 Adapta tu oferta

Empieza por analizar los pedidos de tus clientes hasta ese momento. Esa será la mejor manera de calibrar el tipo de muestras que deberías crear. Un álbum de fotos, un libro de fotos o un juego completo pueden ser el centro de atención de tu carpeta. Los tríplex, los minilibros en acordeón, los álbumes Lite y los Duo Lites también pueden ser complementos útiles para tu colección. En realidad, la mayoría de los productos de nPhoto pueden cumplir la función de muestra, salvo las impresiones, ya que éstas sólo reflejan la calidad de nuestro papel y no la de un producto impreso completo. No tienes por qué encargarlos todos (pero puedes hacerlo). Piensa en los que más eligen tus clientes y céntrate en ellos, mientras dedicas un esfuerzo adicional a perfeccionar cada muestra.

?El tamaño y el material de la cubierta- Deben ser apropiados para el tipo de fotografía que haces. Por ejemplo, si eres fotógrafo de bodas, elige el tamaño, el material de cubierta y el tipo de papel que más eligen las parejas felices.

?Número de páginas y detalles- Una vez más, analiza tus pedidos anteriores y ajusta el número de páginas y el tipo de papel en función de lo que prefieran tus clientes. Recuerda que incluso las opciones de personalización y los diseños de página pueden afectar drásticamente a la impresión de tus clientes.

Los productos de muestra se crean con tus conocimientos generales de fotografía, ya que esto se refleja en las fotos que pones dentro. Tienen que ejemplificar tu mejor trabajo. Tienen que inspirar al cliente para que haga un pedido de un producto fotográfico único del que tú serás el creador. ¿No sabes cómo encargar tu primera muestra? Lee nuestra guía: "Cinco sencillos pasos para pedir un producto de muestra con nPhoto".

 

Ya que sabes cual debería de ser tu muestra ideal, ahora toca pedirla. En nPhoto está puesto en marcha el Festival de Muestras. Aprovéchate de la oferta en curso y haz un pedido de los productos de muestras con un 80% de descuento. Además como parte de la campaña, recibirás un descuento para un Minilibro Acordeón por solo 1 euro.

Saber más

Share the article by